Taller

Cuando hago una joya, la veo primero en mi cabeza. La pienso mientras hago el desayuno, me baño o cuando camino.
Después las dibujo en los cuadernos donde guardo los bocetos. Ahí trato de juntar todas las ideas que puedo, para cuando pase por una sequía creativa, poder “revisitar” las croqueras con sus lluvias de ideas.
Luego de todo el viaje desde la cabeza al papel, comienza la construcción de la joya.
Dependiendo del tipo de metal con que vaya a trabajar varía su preparación.
Aquí es cuando la joya se empieza a materializar.

Hacer realidad una forma que parte como una idea adentro de una es algo que me fascina y disfruto mucho.
Me produce alegría ver la pieza terminada... 

Luego viene el proceso de crearla en metal. Ahí entran las herramientas y máquinas. Técnicas y paciencia.

Fundir, laminar, calar, soldar, lijar y pulir son sólo algunos de los procesos que requiere una joya. Sobre todo tiempo y corazón.

Todas las joyas Donde Andes están hechas cuidadosamente a mano, en Plata, Cobre, Bronce, con Piedras naturales, esmaltes y pátinas.

Te invito a conocer mi trabajo!

Abrazos, 

Camila.